Como ya sabes, la edad de la piel refleja el exceso de exposición al sol y la menor producción de colágeno. Con el tratamiento de fotorrejuvenecimiento podrás ayudarla a mantener un aspecto joven y luminoso.

¿Cómo funciona el tratamiento?

Utilizada cuidadosamente, la lámpara de destellos emite luz doblemente filtrada para asegurar que sólo la luz adecuada (la longitud de onda necesaria) sea absorbida por la piel.

Las manchas epidérmicas causadas por el sol contienen melanina, y las rojeces difusas contienen hemoglobina. Cuando las células que contienen estos compuestos reciben esta luz se calientan y quedan eliminadas en milisegundos, consiguiendo que la alteración epidérmica sea menos perceptible.

¿Quién puede tratarse?

Debido a que el fotorrejuvenecimiento está basado en la absorción de luz por parte de esos pigmentos, los tratamientos son más eficaces en clientes con piel clara y que no esté bronceada en el momento del tratamiento. Los más comunes son los tratamientos faciales, pero se puede tratar cualquier parte del cuerpo.

¿Cuánto tiempo conlleva realizar un tratamiento?

Un tratamiento facial requiere menos de 20 minutos. Para obtener el resultado deseado son recomendados de 1 a 3 aplicaciones dependiendo de las necesidades de cada piel.

¿Qué debo esperar del tratamiento?

Justo después y durante los días posteriores al tratamiento puede parecer que la piel está sucia debido a la oxidación de la melanina. En breve la piel mostrará más tersura, luminosidad y frescor. Para mantener la piel en este estado rejuvenecido es aconsejable repetir el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *