La industria de la cirugía cosmética a menudo se ve como algo exclusivo de las mujeres, pero la verdad es que a día de hoy miles de hombres se someten a operaciones estéticas para mejorar su apariencia física.

Según la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos el número de hombres que pasan a quirófano para mejorar su físico ha aumentado un 273% desde 1997. Aquí te presento algunas de las operaciones más demandadas por los hombres.

Liposucción

Al envejecer, los hombres tienden a acumular grasa en el abdomen, los michelines y el pecho. Incluso los hombres que tienen un peso saludable pueden tener acumulaciones de grasa no deseadas en estas zonas. La liposucción es un procedimiento bastante común para quitar esa grasa y contornear mejor el cuerpo. Este procedimiento cosmético rompe y extrae la grasa de ciertas partes del cuerpo gracias a una cánula que se inserta bajo la piel, para luego extraer la grasa con una aspiradora de alta potencia.

Para ser un candidato a la liposucción, el paciente tiene que tener un peso estable pero con depósitos de grasa no deseados en partes específicas del cuerpo. No debe de ser visto como un método de pérdida de peso, sino como un método de esculpir el cuerpo.

Corrección de la ginecomastia

A veces, cuando las hormonas están desequilibradas o un hombre tiene sobrepeso, los hombres se encontrarán con pechos agrandados o más desarrollados de los normal. La ginecomastia puede ser un peso emocional importante en la psique masculina, ya que los hombres suelen evitar las actividades que atraigan la atención sobre dicha condeción. La cirugía de corrección de ginecomastia incluye la eliminación del tejido glandular sobrante y la liposucción ultrasónica. La meta es mejorar el contorno del pecho.

Los candidatos a la ginecomastia deberían visitar a sus médicos previamente, para descartar cualquier causa médica. Mientras no haya condiciones previas con necesidad de tratamiento, eres buen candidato.

Transplantes capilares

Cuando el pelo empieza a escasear, un transplante capilar puede ayudar a devolverte el look deseado. Este procedimiento común, que existe desde los años 50, requiere transplantar una pequeña tira de cuero cabelludo de la nuca, dividirlo en pequeños injertos con unos cuantos cabellos cada uno e insertarlos en pequeños huecos en donde el pelo está empezando a caer.

Ya que el área de donde se saca el cuero cabelludo es la nuca, el pelo existente lo cubrirá.

La mayoría de hombres con buena salud pueden recurrir a esta cirugía, siempre y cuando tengan pelo suficiente en el área para llevar a cabo el procedimiento. Éste lleva entre cuatro y ocho horas bajo anestesia local.

Bótox

Los hombres que lidian con arrugas en la cara pueden recurrir al Bótox. Este procedimiento consiste en inyectar la bacteria Clostridium Botulinum en los músculos que contribuyen a las arrugas profundas alrededor de cejas y otras partes de la cara.

El bótox o toxina botulínica bloquea las señales de los nervios a estos músculos para que no puedan contraerse, permitiendo que las arrugas se suavicen y relajen. Esto funciona especialmente bien en las arrugas de la frente, las patas de gallo y el entrecejo. No funcionará sobre las arrugas causadas por la gravedad o el daño solar.

El bótox tiene pocos riesgos y se considera un tratamiento mínimamente invasivo. Los efectos duran entre cuatro y seis meses, lo que significa que los pcientes necesitarán nuevas aplicaciones para mantener los resultados. Sin embargo, las arrugas perderán parte de su profundidad conforme los músculos se acostumbren a relajarse, lo que significa que se necesitarán menos tratamientos para mantener los resultados.

Blefaroplastia

Los párpados caídos pueden hacer que un hombre parezca mayor de lo que es, y la blefaroplastia es un procedimiento común para solucionar este problema.

La caída de los párpados ocurre cuando el individuo crece y los párpados se dan de sí, mientras los músculos que los aguantan se debilitan. Esto facilita un entorno para la acumulación de grasa bajo los párpados y sobre el ojo.

Este problema es sólo cosmético para la mayoría de los pacientes, pero algunos de ellos pierden visión periférica debido a la piel colgante.

La blefaroplastia es cortar la doblez del párpado para quitar la piel, el músculo y la grasa sobrantes, para luego suturar el corte. Ya que el corte se hace en el mismo pliegue o bajo las pestañas del párpado inferior, las cicatrices no son visibles.

Este procedimiento no lleva más de dos horas, y se está convirtiendo en un tratamiento bastante común ya que basta con anestesia local, se obtienen resultados excelentes y la recuperación no lleva más de una semana.

Si eres hombre y estás pensando en someterte a cirugía plástica, no estás solo. Habla con tu cirujano hoy y disfruta de una apariencia que refleje tu salud con la ayuda de uno de estos procedimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *