Hipermetropía y presbicia. Si tu problema es no ver bien de cerca puedes acudir a la Clínica Oftalmológica Doctor Martín. Disponemos del mejor equipo de profesionales que estarán encantados de evaluar tu vista. Si un paciente nos pregunta en la consulta «veo borroso de cerca pero bien de lejos» o «no veo bien de cerca» le realizamos una revisión ocular completa.

¿Por qué no veo bien de cerca?

En ocasiones, puede ocurrir que de forma repentina no veamos de cerca correctamente, pudiéndose deber o bien a una bajada de tensión o incluso debido a una mala postura mientras dormimos y esto haya afectado al nervio óptico. En estos casos no te preocupes ya que la visión nítida se recupera en pocos minutos.

Sin embargo, si los síntomas no desaparecen y tienes dolor en el ojo o alteraciones en el campo visual es importante acudir al oftalmólogo cuanto antes para comprobar que no hay daños en la retina, en el nervio óptico y o cualquier otra enfermedad del ojo.

Pero si desde hace tiempo no ves bien de cerca es posible que se trate de hipermetropía o presbicia.

Es necesario revisar tus ojos para averiguar qué es lo que ocasiona la visión borrosa.

¿Hipermetropía o presbicia?

La presbicia es la enfermedad ocular más común en personas mayores de 40 años. Con el paso de los años, el sistema de acomodación o enfoque del ojo pierde su elasticidad y gradualmente se hace más difícil ver bien a corta distancia. Las tareas diarias como leer la letra pequeña, coser o manipular objetos pequeños y precisos se vuelve imposibles.

La hipermetropía, por otro lado, es un problema de refracción causado por un globo ocular ligeramente más pequeño de lo normal. Además, el paciente puede tener una córnea más plana de lo que debería. Como resultado, los rayos de luz no se enfocan en la retina, lo que produce , de cerca, una visión borrosa.

La dificultad de este problema visual es que un niño puede camuflarlo obligando al ojo a ver. La capacidad de adaptación en la infancia es excepcional, pueden corregir hasta 20 dioptrías. Sin embargo, estos esfuerzos pueden tener su precio, lo cual puede llevar a dolores de cabeza y dolor de ojos.

Con el avance de la edad, perdemos la capacidad de adaptación y por lo tanto el problema puede surgir después de los 20 o 30 años.

Ambos problemas se pueden corregir con gafas y lentes de contacto, cirugía láser refractiva o un implante de lente intraocular. Se requieren pruebas adicionales antes de decidir una solución quirúrgica. Necesitamos conocer la salud de sus ojos para poder elegir el tratamiento más adecuado.

Muchas personas deciden someterse a una cirugía ocular para sentirse mejor. Es un alivio no tener que depender de las gafas o preocuparse por las lentes de contacto. Además, ahora es fácil acceder a los planes de financiación por una pequeña cuota mensual.

Hipermetropía y presbicia, ¿se pueden tener a la vez?

La hipermetropía y la presbicia pueden coexistir, al igual que la miopía y la presbicia. La hipermetropía está presente desde la infancia, mientras que la presbicia suele presentarse entre los 42 y 45 años. Además, aumentará gradualmente hasta la edad de unos 55 años.

Algunos pacientes no ven bien con lentes de contacto o gafas progresivas a corta distancia. En estos casos, se realiza un estudio individualizado para determinar por qué el paciente tiene una visión deficiente y si existe un problema con la corrección óptica que le impide concentrarse en la visión de cerca. Si el paciente no está satisfecho con estas soluciones, puede someterse a una cirugía ocular con láser o a un implante de lentes intraoculares.

Si tiene problemas de visión de cerca, pida una cita hoy mismo.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *